Connect with us

Destacados

Papa Francisco impartirá la Bendición Eucarística «Urbi et Orbi»

Published

on

  • Redes de XaTel.Tv se enlazarán con medios oficiales para compartirles esta transmisión.

A las 6 de la tarde, hora de Roma, y medio día en Perú, el papa Francisco hará presencia en la Basílica de San Pedro para unir al mundo en un momento de oración y llevar a cabo la bendición conocida como “Urbi et Orbi”.

Esta bendición se considera extraordinaria porque solamente se imparte el Domingo de Pascua y el Día de la Natividad el 25 de diciembre. Esta vez será ante una plaza vacía cuando normalmente está llena de fieles y turistas que quieren ver al pontífice. Además, es una bendición a la que se adjunta la indulgencia plenaria.

La bendición vendrá después de un momento de oración mundial que fue propuesto por Francisco en estas épocas del Covid-19 y justo cuando ya son más de 500.000 las personas infectadas.

La bendición con el Santísimo Sacramento se da normalmente al final de la Adoración Eucarística, que tiene sus orígenes hacia finales del 1100 y a principios de 1200 en Bélgica. El Papa Urbano IV lo sabía y estableció en 1264 la solemnidad del Corpus Christi para la Iglesia universal. El año anterior hubo el milagro eucarístico de Bolsena. Fue entonces alentada por el Consejo Ecuménico Tridentino.

Este evento, sin embargo, podrá ser seguido a través de los canales oficiales del Vaticano y de los medios de comunicación. Y según informaron desde la Santa Sede, quienes se conecten en la oración podrán recibir la indulgencia plenaria al cumplir con la confesión de sus pecados y mostrar intención de unirse al Papa en sus súplicas.

La oración se da tras declaraciones de Francisco en las que pide superar el miedo y los temores hacia el coronavirus para poder acompañar a los enfermos y a quienes están sufriendo. Se conoció también que la iglesia católica ha sido impactada con la muerte de 67 sacerdotes en Italia.

Indulgencia plenaria

«La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa, que los fieles, debidamente dispuestos y bajo ciertas condiciones, adquieren por la intervención de la Iglesia, la cual, como ministro de la redención, dispensa y aplica con autoridad el tesoro de la satisfacción de Cristo y de los Santos», dice el Catecismo de la Iglesia Católica.

Advertisement
Anuncio

Facebook

Lo más visto