Conecta con nosotros

App

Bagua: Estudiantes de Copallín convierten sus salas y chacras en escenarios de teatro

Publicado

en

En el distrito de Copallín, a media hora de Bagua, en Amazonas, los estudiantes de la I.E. Sagrado Corazón de Jesús convirtieron sus salas, la chacra y los riachuelos en un escenario del “Teatro remoto en tiempos de Covid-19”, una iniciativa pedagógica creada por el profesor Mateo Soto Chávez para trabajar el área de Comunicación.

Esta iniciativa ha sido inscrita en el Registro de Iniciativas Pedagógicas del Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación Peruana (FONDEP). El objetivo fue fomentar en los estudiantes de 1° y 2° de secundaria un aprendizaje autónomo, potenciando la expresividad para lograr una buena gestión de sus emociones.

Cuenta el profesor Mateo que siempre fue un aficionado del teatro y las artes escénicas. Es así que, desde hace muchos años, cuando trabajaba en escuelas rurales, siempre realizó presentaciones artísticas. A raíz de la pandemia decidió retomar este trabajo con sus estudiantes, teniendo como actores, incluso, a la propia familia y la comunidad.

“Lo que nosotros hacemos es un teatro casero, familiar o social por así decirlo porque trabajamos temas sobre cómo protegernos del coronavirus, sobre la agricultura, violencia familiar, contaminación y otros asuntos comunales. La idea también es concientizar a la población, a través de pequeños videos y utilizando un lenguaje bastante sencillo”, explicó.

El trabajo empieza con los estudiantes leyendo diversas fuentes de información sobre el teatro familiar, incluyendo los cuadernos de comprensión lectora que repartió el Minedu. A partir de ello, comienzan las improvisaciones en donde los integrantes de cada familia caracterizan a los personajes de un guion teatral o algún acontecimiento importante sucedido en pleno aislamiento social, que servirá como fuente de inspiración.

Como actividad complementaria al Aprendo en casa, el profesor les enviaba videos de las sesiones educativas para ser adaptados a la estrategia del teatro. Como máximo las puestas en escena tuvieron una duración de cinco minutos que se registraba en video, algunos incluso lo editaban, antes de ser enviados al grupo de WhatsApp que tienen con el docente para que les de alguna apreciación.

Otro detalle es la vestimenta que utilizan para la escenificación. Indica que usan lo que tienen en casa, como la ropa para ir a la chacra a trabajar, materiales reciclables, utensilios caseros, etc. “La idea es que no gasten y que tampoco vayan a lugares donde hay mucha gente, aquí nos seguimos cuidando mucho, ya que el año pasado el virus golpeó muy duro a nuestro distrito”, recuerda con mucha nostalgia.

Para el profesor Mateo esta iniciativa lo ha dejado muy satisfecho con los resultados que se ha ido evidenciando en sus estudiantes que han incursionado también en el teatro de sombras, utilizando cajitas de cartón, telas y dibujos.

Anuncio

Twitter

Facebook

Lo más visto