Conecta con nosotros

App

Amazonas | Creencias, anti vacunas y teorías conspirativas afectan la inoculación contra la Covid-19 en comunidades indígenas

Distritos ubicados en Bagua y Condorcanqui en últimos lugares de ranking regional de cobertura, Aramango con 43.2%, Nieva con 18.6%, Río Santiago con 17.9%, Imaza con 16.1% y El Cenepa con solo 14.3%.

Publicado

en

Foto: GOREA

(XaTel.tv).- Las provincias de Condorcanqui y Bagua reúnen a casi la totalidad de la población indígena del departamento y son las dos provincias en las que el ritmo de vacunación contra la Covid-19 es el más lento y por tanto, las zonas con menor cobertura alcanzada.

Esta situación pudo ser evidenciada por el portal de investigación Ojo Público, que daba cuenta que los distritos de Imaza en provincia de Bagua, El Cenepa y Río Santiago en la provincia de Condorcanqui, se ubicaban entre las 30 localidades, a nivel nacional, con menor cobertura de vacunación, información dada a conocer el 24 de octubre y replicada por Xatel.tv.

Actualmente la situación no ha cambiado mucho, la diferencia en la cobertura de estas dos provincias, con respecto a las demás, es muy marcada, según el Repositorio Único Nacional de Información en Salud (REUNIS) con datos del  Módulo Inmunizaciones HISMINSA, actualizados al 12 de noviembre 6:00 p.m., en Bagua se ha alcanzado a inmunizar con la primera dosis al 42.7% de su población meta y en Condorcanqui apenas al 17.4%; alejadas del 85.2%  o el 79.1% de avance que tienen las provincias de Chachapoyas y Luya respectivamente.

Como es de esperar, distritos ubicados en Bagua y Condorcanqui son los que se encuentran en los últimos lugares del ranking de cobertura en Amazonas. Aramango con 43.2%, Nieva con 18.6%, Río Santiago con 17.9%, cerrando la tabla Imaza y El Cenepa con sólo 16.1% y 14.3% respectivamente, muchos otros distritos, aunque con menos población han superado el 90%.

Anuncio

Captura Repositorio Único Nacional de Información en Salud

¿Cómo explicar el poco avance en la vacunación en las comunidades indígenas?

A las ya conocidas difíciles condiciones geográficas, extensas áreas, comunidades muy dispersas o escaso desarrollo en las vías de comunicación, se agregan otros aspectos de la realidad y particularidad de estas poblaciones; Xatel acudió a las autoridades de salud responsables de estas dos jurisdicciones provinciales, para conocer los motivos por los que los distritos de comunidades indígenas se encuentran a la zaga de la cobertura de la inmunización en Amazonas.

Eyda Cercado Pérez, directora de la Red de Salud de Condorcanqui y Aníbal Fernández Rafael director de la Red de Salud de Bagua, nos dieron a conocer cuáles sus apreciaciones sobre los factores que ocasionan que la vacuna no se haya aplicado aún altor porcentaje de la población nativa.

Para el caso de Condorcanqui, Cercado Pérez considera que el principal factor es el enfoque intercultural de las comunidades, en las cuales se refiere que la población infantil no ha recibido la vacunación del primer control; además del déficit en el acceso a los servicios de salud, realidad que dificulta el desarrollo de actividades de sensibilización sobre la vacuna contra la Covid-19.

La directora de la Red de Salud de Condorcanqui afirma que otro problema que afrontan en el proceso de vacunación tiene que ver con las creencias falsas sobre la vacuna, en las comunidades se da crédito a información de médicos de otros lugares y/o otros países, precisa.

Asimismo, es un escollo la actitud de algunos docentes que son totalmente reticentes a la vacuna por lo que se ha sugerido que la vacunación en profesores sea obligatoria para efectos de su contratación, esto ayudará a la protección frente a esta enfermedad, asevera Eyda Cercado.

Anuncio

“Tenemos apus de algunas comunidades del distrito de El Cenepa, donde vierten su opinión a nivel general, por toda la comunidad, lo ideal sería que cada persona elija vacunarse sin la presión de su pseudo líder” advierte Eyda cercado refiriéndose a esta situación como la influencia del Pseudoliderazgo de apus frente a la vacuna.

En la población indígena de la red de salud de Bagua, las circunstancias no son tan distintas ya que según la percepción de Aníbal Fernández Rafael, existen factores internos y externos que influyen negativamente en el proceso de vacunación; dentro de los factores internos están la idiosincrasia, creencias negativas de las vacunas en general, su religión, e inclusive la idea errónea de que el gobierno los quiere exterminar o el concepto de que los awajun tienen gran fortaleza para combatir la enfermedad y que en algunos casos se pueden curar con platas medicinales.

Entre los factores externos que Fernández Rafael considera, impiden el avance de la vacunación en las comunidades indígenas de Bagua, lo más influyente es la manipulación de la población a través de medios audio visuales o verbales de grupos antivacunas; así también los mensajes de líderes locales que han hecho eco de las teorías conspirativas más descabelladas que manifiestan que la vacuna es o contiene un chip para controlar a la población awajun.

Se preguntó también ¿Cuáles son las estrategias que vienen adoptando para lograr que la cobertura de la vacunación en comunidades indígenas mejore?

Eyda Cercado Pérez ha señalado que han iniciado la promoción de la salud y comunicaciones, sensibilizando a través de la radio, con la difusión de información verídica sobre la vacuna, y de spots de prevención, así como concediendo entrevistas radiales para lograr un mayor alcance a las comunidades. El material difundido ha sido traducido a las lenguas awajún y wampis.

Anuncio

Agregó que están usando el perifoneo comunicacional o altoparlantes para difundir spots en lugares como Nieva, Juan Velasco Alvarado, Tayuntsa, Seasme, Huampami, La Poza, Galilea.

Además, para brindar información adecuada sobre la vacuna, han articulado acciones con aliados estratégicos en las comunidades, así los agentes comunitarios de salud, por ejemplo, han sido los primeros en vacunarse; son 210 a nivel provincial, precisa Cercado Pérez.

El desarrollo de “vacunatones” y la intervención con 3 brigadas en el distrito de Nieva, comunidades pertenecientes a la Micro Red Putuyakat, y Alto y bajo Nieva, con la estrategia “casa por casa”, busca también disminuir la brecha en la vacunación, a manera de incentivo ofrecen algunos regalos como polos a quienes son inoculados. Asimismo, han promovido la articulación con gobiernos locales para lograr la sensibilización de las organizaciones indígenas y apus del mismo distrito.

Por su parte Aníbal Fernández Rafael dio a conocer que en la Red de Salud de Bagua continúan con diálogos interculturales y que cuentan con brigadas de intervención que van de comunidad en comunidad ofertando la vacuna y entregando suvenires a las personas que reciben la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19.

Fernández Rafael advierte que si habría un incremento de la incidencia (tercera ola) producto de la introducción de una nueva variante del virus causante de la Covid-19 en las zonas indígenas, los riesgos serían los mismos que en la primera ola, al no haber medidas de barrera para cortar la cadena de transmisión (no uso de mascarilla o falta de distanciamiento). Según el profesional de la salud, en la prestación de servicios de salud hay una mejor respuesta, los establecimientos cuentan con personal e insumos para diagnóstico, tratamiento y seguimiento de casos, lo cual, disminuiría la letalidad, finalizó.

Anuncio

Los esfuerzos y el trabajo en las redes de salud de Bagua y Condorcanqui parecen insuficientes para que un mayor número de personas de las comunidades indígenas acuda a vacunarse; se requiere con urgencia la toma de acciones desde una política regional que afronte esta situación de manera integral y transversal desde la adopción de estrategias que persuadan a la población reticente a la vacuna.

Twitter

Facebook

Lo más visto